Encontré esto que me sacó una sonrisa

DSC_00311622551634961-01 (1) (2)
Belleza / Estilo de vida / Maquillaje

Encontré esto que me sacó una sonrisa

Hace ya unos años que me realizaron ésta entrevista y me coloqué en el puesto 7 de los mejores Blogs de Belleza y Maquillaje. Aunque años despues colgué las brochas porque mi negocio actual me apasiona mucho más no dejo de agradecer todos estos años atrás .

El mundo del Maquillaje me hacía estar incómoda en mi trabajo y nunca dejé de perseguir ese sueño de emprender en el mundo del Makeup.

Finalmente no fue esa mi mayor pasión pero siempre agradeceré que fuera el puente para llegar donde ahora estoy.

Susana del Pozo es maquilladora profesional y una auténtica emprendedora. Esta madrileña de 49 años afincada desde hace doce en Valencia, es una autodidacta que no deja de formarse y evolucionar. Las claves de su éxito, no dejar de trabajar.

Os dejo el enlace donde se anunció

https://cuidading.com/los-mejores-50-blogs-de-belleza-y-maquillaje/

El éxito de una buena maquilladora no es su brocha

Su trayectoria profesional siempre ha estado ligada al mundo de la moda y a la dirección de equipos, hasta que en 2007 cursó un máster de Maquillaje Profesional que supuso un giro a su vida. Una vez que lo finalizó y con la formación necesaria, este título le dio la oportunidad de comenzar a trabajar como maquilladora. Su pasión y, desde hace años, también su profesión.

Siempre a la última en tendencias y técnicas, a Susana le apasiona su trabajo y eso, se nota.Y es que además de ser maquilladora ofrece otros servicios como cursos de maquillaje dirigidos a aquellos que se quieran iniciar en la profesión así como asesorías personalizadas.

Susana, ¿qué es lo más importante a la hora de afrontar un nuevo trabajo de maquillaje?

Lo más importante es la persona. Cada uno de nosotros tiene una esencia, una rutina de maquillaje y conocer estos detalles, es mi prioridad antes de ponerme a trabajar. Mi objetivo es que cuando finalice el maquillaje la persona se reconozca pero se vea mucho más guapa. Un buen maquillador debe resaltar la belleza de la persona. El producto es importante y la técnica también pero lo que es esencial es la satisfacción del cliente. Por eso, personalmente lo que más me satisface es el momento en el se mira al espejo y le gusta lo que ve.

¿Te inclinas por alguna marca en particular a la hora de seleccionar tus productos? ¿Qué utensilios te gusta utilizar para trabajar? ¿Qué es lo que valoras a la hora de seleccionarlos?

Me gusta probar todo antes de incluir cualquier producto en mi maletín. Hay dos o tres marcas profesionales que son las más habituales pero no me cierro a ningún producto si cumple mis expectativas. Respecto a las brochas, por ejemplo, soy muy exigente y las selecciono también por el resultado que me dan y no porque sean de alguna marca de moda.

Estás acostumbrada a trabajar con novias. ¿Qué es lo que deben tener en cuenta en la prueba de maquillaje y peinado? ¿Con cuánto tiempo de antelación recomendarías que se la hagan? 

En cuanto una novia contacta conmigo, el siguiente paso es concertar una entrevista en la que valoramos un montón de aspectos como el diseño del vestido, el peinado, el tipo de piel, el horario de la boda… Una vez que tengo estos detalles, seleccionamos juntas el maquillaje para ese día. Es importante decir que mi trabajo consiste en asesorar, no en convencer. De hecho, recibo muchas novias que vienen de otros sitios porque les han dicho cómo debían maquillarse ese día. Y en cuanto al tiempo de antelación, yo recomiendo alrededor de los dos meses previos a la boda.

¿Qué consejos puedes dar a los que están empezando en esta profesión? ¿Qué deben aprender primero?

Si yo empezase a estudiar ahora mismo, lo tendría claro. Me formaría con los mejores maestros. Una vez que supiese maquillar, iría a una academia para obtener el título. Y lo más importante, no pararía de practicar, de hacer colaboraciones, intercambios y aprender a trabajar también las redes sociales para crear tu marca personal y conseguir proyección. Mi consejo es no dejar de trabajar y nunca tirar la toalla. 

Una maquilladora no nace, se hace

Susana lo tiene claro. Además del don natural, del gusto y de la creatividad del maquillador, el mundo de las brocha y los pigmentos, es sinónimo de constancia y práctica. Un mundo dinámico en donde la formación de sus profesionales debe ser constante y en el que las redes sociales son un instrumento más para tener éxito y ganar proyección.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
  • Attributes
  • Custom attributes
  • Custom fields
Click outside to hide the compare bar
Compare
Lista de Deseos 0