Hoy os quiero contar cuanto disfruto y aprendo con cada curso de Maquillaje .Cualquiera diría que me lo estuvieran dando a mi.

Hace ya tres años que vengo impartiendo estos cursos y el motivo es claro.
Si yo tuviera que aprender a maquillar ahora creo que no acudiría a una academia como tal. Es obvio que si ese profesional dirige o trabaja en una academia la cosa cambiaría pero siempre iría buscando a la persona que imparte y no al centro.


Un profesional te va a enseñar y transmitir todo lo que sabe, sus técnicas, su filosofía, su forma de ver el maquillaje.

Una academia probablemente también pero casi seguro saldrás de allí con un montón de producto que no le sacarás el partido de lo que te ha costado. A mi no me pasó porque como siempre os digo no soy adicta a los productos de maquillaje ni compro todo lo que sale pero lo veo a diario por las redes sociales.

Luego también está en las horas del curso. Generalmente estás maquillando menos de la mitad del tiempo porque tendrás que hacer de modelo para tus compañeras también. Es cierto que algo también se aprende pero es mucho más productivo si maquillas todas las horas de curso que pagas.

Y por último ,los horarios. Si tienes un trabajo con un horario complicado es difícil compaginarlo y puede ser unos de los motivos por los que cumplir tu sueño se retrase.

Así que si te encuentras en una de estas situaciones no dudes en pedirme más información sobre ellos.

¡No te arrepentirás!